¿Cuál es la relación entre el ejercicio, las bacterias y la digestión?

¿Qué imaginas al escuchar la palabra “bacteria”? Seguramente algo malo o dañino.

Tu cuerpo está habitado por un número 10 veces mayor de microorganismos que la cantidad de células que componen propiamente el cuerpo. La gran mayoría de las bacterias viven en el intestino, particularmente en el intestino grueso.

¿Qué crees? Las bacterias en la microbiota intestinal son nuestras aliadas. Colaboran e interfieren en la gran mayoría de los procesos del cuerpo.

Entre estos procesos se incluyen:La digestión de nuestros alimentos

– La absorción de nutrientes

– La regulación del sistema inmune (entre el 70% y el 80% del sistema inmune se sitúa en el intestino)

– La producción de neurotransmisores (el 90% de los neurotransmisores se producen en el intestino, no en el cerebro)

– La protección contra las bacterias patógenas

– La producción y asimilación de vitaminas


Es por eso que debemos cuidar nuestro intestino y a nuestras bacterias. La importancia es tal que hoy el intestino es nombrado “El Segundo Cerebro”.

La demanda del ejercicio intenso, tanto fisiológica como bioquímicamente hablando, nos puede generar un desbalance de electrolitos, un incremento en estrés oxidativo, permeabilidad intestinal, daño muscular y una respuesta inflamatoria sistémica debido a la ruptura o debilitamiento de la pared intestinal, así como generarle un estrés mayor a la microbiota.

La adaptación al ejercicio puede estar influenciado por la microbiota que, a su vez, juega un papel imprescindible en la producción, almacenamiento y gasto de energía proveniente de la dieta.

La microbiota intestinal es un marcador efectivo en la función inmune del atleta y es sensible al estrés inducido por el ejercicio. Modificar o poblar la microbiota a través de probióticos puede ser una herramienta poderosísima para mejorar la salud de los atletas, su desempeño y su nivel de energía, mientras controla la inflamación.

Igualmente, es importante considerar alimentar este microbiota a través de prebióticos que son fibras insolubles que forman parte de muchos alimentos.

Cabe destacar que los atletas de alto rendimiento en general, con estómagos sensibles en particular, o que padecen condiciones tales como el “Síndrome de intestino irritable”, pueden percibir malestares gastrointestinales. Esto es debido al decremento de sangre recibido en el tracto gastrointestinal en medio de una carrera (por ejemplo) y a un debilitamiento en la barrera intestinal (permeabilidad intestinal) y a su microbiota que, como comentamos anteriormente, influencian totalmente nuestra salud.

.

Tips de Epic Foods:

1. Consume diariamente probióticos a través de suplementos y/o alimentos fermentados tales como: kombucha, tepache, kéfir, verduras fermentadas, miso, kimchi, yogurt, entre otros.

2. Consume diariamente prebióticos como parte de los suplementos de probióticos (verifica que contengan prebióticos) y/o alimentos con fibras insolubles tales como: inulina, jícama, plátano, ajo, cebolla, alcachofa, manzana, entre otros.

Epic Foods for an Epic Living® te ofrece, como complemento a tu alimento Epic Electrolytes y Epic Green Boost.

Epic Electrolytes® es un producto hecho a base de agua de coco en polvo (electrolitos), frutos deshidratados, miel de abeja en polvo (carbohidratos), sales esenciales e inulina que te acompañarán en la hidratación y recuperación de éste, tu reto ÉPICO.

Epic Green Boost® son tabletas con un mix de alga chlorella y espirulina que te ofrece un suplemento denso en nutrientes. Te proporcionará proteína, hierro, yodo, clorofila, complejo B y grandes beneficios a tu microbiota aparte de apoyar a las vías de desintoxicación del cuerpo.

#MakeItEpic


Búscanos en Instagram como EpicFoodsMexico, y en Facebook como Epic Foods.

No Comments

Post A Comment

WordPress Lightbox